COMO EL AVE FÉNIX

                 Gracias señor,  porque me has dado tu mano, para sostenerme

          Como el ave fénix, a las alturas me remontaste.

   Me diste alas de águila, y a la montaña màs alta  me elevaste,

Para ver lo profundo del abismo de donde me sacaste.
Gracias señor, porque a tu lado, no existen temores
Y desde arriba se ve que los monstruos solo existieron en la  imaginaciòn
Y que contigo, nada ni nadie puede hacerme daño,
Porque tu eres la fuerza que me impulsa, y siendo parte de tu energia
soy un nuevo SER a tu imagen y con tu fortaleza.
Vuelvo a renacer, tengo alas nuevas para alcanzar las alturas
nueva creatura hoy soy, porque vi tu luz
y camine hacia ti, tu me guiastes con amor y
pude sentir por fin tu presencia,
Tu gozo lleno mi corazòn, y pude sonreír  frente a ti.
Hoy  Señor, tu hija esta lista para emprender un nuevo vuelo y
COMO EL AVE FÉNIX, renace de sus cenizas
para cruzar el cielo.
Dannys