COMO CAMBIAN LOS TIEMPOS:



Estábamos un grupo de amigas hablando sobre diferentes temas, cuando llega la hija de una de ellas, quejándose de que al subir a la ruta, encontró un asiento vació y cuando iba a sentarse de lanada apareció un muchacho y se sentó, casi la tumba dijo ella, como es de suponer todas concluimos que realmente ahora no se ven los caballeros. 

Y  siguiendo con la tematica del post de ayer, realmente lo que nos hace falta a todos es una gran dosis de Educaciòn, claro esta derivada del  amor por las personas y por todo lo que nos rodea. Antes sentíamos que la vida era màs tranquila y las personas se comunicaban mejor, pero es que la gente a pesar de la tecnología esta màs incomunicada que nunca, puede que los chismes y los datos de su carrera lo sepan a la perfección y se hable entre ejecutivos de lo mismo, pero realmente hablar como seres humanos plenos de sentimientos y de buenas intención  poquito  o nada.  Iniciar la mañana con un agradable Buenos Días, ya no es usual como saludo entre las personas, ahora se cruzan por las calles y las miradas que nos lanzan es de miedo o de rabia, no sabría descifrarlas a veces y si uno dice un tímido sàludo  algunos lo contestan con sorpresa y otros se quedan mirándonos y ni una sonrisa brindan.  

Realmente que la Educación  ayuda a que las relaciones en la vida y la misma vida sean mejores.  No digo que uno tenga que ser muy formal o demasiado meloso a la hora de relacionarse con otras personas , atendiendo las circunstancias solo considero que no debemos olvidar que hay un ser humano enfrente y que merece ser reconocido y atendido de alguna forma. Inclusive en nuestras relaciones laborales con nuestros compañeros de trabajo, es raro ver hoy en dìa dar las gracias y recibir un “a la orden” , dejamos que las personas nos colaboren, nos atiendan, nos sirvan y ni siquiera tenemos una palabra para reconocerles su gentileza, su presencia a nuestro lado, sus deseos de atendernos. 

Estamos viviendo una época de desconocimiento total al que esta a nuestro lado, a menos que favorezcan a nuestros intereses, sino es asì la persona es ignorada en forma repelente. No se brinda atenciòn ni a la misma familia, nos dedicamos a hacer labores en forma rutinaria y saludar o desear lo mejor para el otro se escatima, talvez porque se olvida si se hizo antes, así  es la carrera en que estamos relacionados todos. Debemos poner màs atenciòn a nuestro entorno, por muy concentrados que estemos en nosotros mismos, no estamos sòlo, vivimos todavía en un mundo donde las personas tienen una relación con cada uno, y esa relación es la que nos permite seguir viviendo y actuando. 

Y volviendo al caso de la hija de mi amiga, debo decir que este tiempo de igualdad entre hombres y mujeres ha traído otro factor de riesgo y es la falta de buenas maneras para atender al otro sexo, y estoy hablando de la responsabilidad de ambos, porque hasta las mujeres hemos dejado nuestra delicadeza, nuestra ternura a un lado, y en favor a la igualdad , que en realidad es querer parecerse a los hombres no demostrarles que somos igual o màs inteligentes que ellos ha dejado ver una faceta ruda, que desmerece su valor como ser humano y como mujer ante todo. A continuación les traigo un escrito que me enviaron a mi correo, donde se refieren a esta situaciòn y es importante que sepamos que hay mucha gente que se esta cuestionando al respecto. Un abrazo 

Mejora Emocional: Damas y caballeros 


http://www.mejoraemocional.com/


Recibo cientos de mails de hombres y de mujeres quejándose de lo mismo: que el  sexo opuesto ya no es como antes…


Los hombres alegan:

 . 

Que las mujeres estamos demasiado independientes y que, en ciertos momentos, parecería que no los necesitamos. En una sola frase, que han dejado de ser imprescindibles para nosotras y que podemos llevar adelante nuestra vida sin ellos, satisfactoriamente.


. Que nos hemos olvidado de algunos de nuestros roles y nos concentramos en aspectos que no tiene que ver con nuestro papel central: ser madres, esposas, el centro del hogar.


. Que competimos con ellos. Que demostramos nuestra inteligencia, que no nos quedamos calladas, que tenemos ideas propias.


. Que no les damos el lugar que desearían y que han tenido siempre, hasta ahora: ser los mayores proveedores, los que más saben, los admirados.


. Que no permitimos que nos cuiden. Muchos hombres quieren cuidar y proteger a la mujer que tienen a su lado, pero de alguna manera el habernos vuelto tan independientes parecería implicar que, si mostramos que necesitamos (y disfrutamos) ese cuidado, sería admitir una flaqueza.


En una palabra: ellos dicen que ya no hay damas.


Por su parte, las mujeres decimos:


. Que ya no nos dan el lugar que teníamos anteriormente: el de ser buscadas, agasajadas, sorprendidas. Muchas mujeres ni recuerdan la última vez que recibieron una flor o bombones, o por lo menos, un mensaje de amor de sus parejas.


. Que el encontrar un hombre que abra la puerta y la deje a una entrar o salir primero es una rareza. Que nos pasen a buscar y nos acompañen de nuevo a nuestra casa después de la primera o de la segunda cita, aún más extraño.


. Que ahora los hombres están más “cómodos” y por eso hemos debido adoptar actitudes que anteriormente no teníamos, con las que, en muchas ocasiones, no estamos a gusto.


En una palabra: las mujeres decimos que ya no hay caballeros.


Creo que ambos aspiramos a lo mismo: a encontrar un par, alguien que nos complemente, con quien podamos compartir nuestras angustias y nuestras alegrías.


¿Qué haces tú para lograr que te traten como deseas? ¿Qué genera tu comportamiento? ¿Das lugar al otro para que tenga las actitudes que buscas encontrar o abarcas demasiados espacios y no predicas con el ejemplo?


Si estás acompañado y te gustaría que tu pareja tenga alguna atención que hoy no tiene, pues díselo de la mejor manera posible. O da el primer paso para que te imite. Tal vez ni se le pasa por la cabeza lo que tú estás pensando y puedes lograr que por lo menos parte de lo que para ti es importante se transforme en realidad.


Además, creo que un paso fundamental para acortar diferencias y acercarnos es, simplemente, ser como somos. No dejes de lado tu verdadera esencia porque te tilden de cursi, de “esperar demasiado” o de suponer “que lo que deseas no existe”.


Hay alguien que tiene los mismos valores y las mismas aspiraciones que tú. Si te conformas con menos o reduces demasiado las expectativas, no te estarás siendo fiel a ti mismo y, probablemente, te estés generando un conflicto interno, ya que lo que encuentres o lo que aceptes no te hará feliz.

Y ten presente que siempre hay una dama para un caballero.


SOY AMADA POR MI CREADOR,
El  ESTA EN MI CORAZON
SOY UNA CON EL

Muchas de las imágenes y artículos de este blog, han sido tomadas de Internet, si alguno de sus autores/as no desea que estén expuestas, o notan que por error no se coloco su nombre indicando su autoría o sitio web, sólo debe hacerlo saber y de forma inmediata sera subsanado el error o retiradas de este blog. Gracias

UN DETALLE CON AMOR