TE HAS PREGUNTADO?


Siempre me ha gustado buscar explicaciones valederas a muchas inquietudes que se me van presentando relacionadas con la realidad que me circunda, a veces llegan mensajes que me hacen sentir muy mal, por lo tanto ni siquiera los leo, hay otros que me brindan cierta tranquilidad y contestan muchas de mis inquietudes, a esos los acojo con respeto pero sin considerar que son la verdad absoluta, porque sè que esta solo la tiene el Supremo Creador y a cada uno de nosotros se nos va dando la luz cuando requerimos que para nuestra vida necesitemos una respuesta.


En el interior de todos nosotros estan ellas, solo debemos abrir nuestro corazòn para sentir y vivir atendiendo ese sentimiento que a últimas no es sino el sentimiento del AMOR.   Sobre esta tematica leì una serie de preguntas y respuestas en 

                                     http://elmistico.com.ar/grupoelron/enigmas/enigmas1.htm , 

                 la opinión al respecto es personal pero quise enviarle una de las respuestas 
que vibraron para mi relacionada con los sentimientos , el mensaje que cada Maestro ha                      venido a traernos y la forma como ha sido recibido en su momento. 


JORGE RAÚL OLGUÍN

Presidente del Instituto Akira
de Investigaciones Parapsicológicas
y director del Grupo Elron,
de Orientacion y Servicio

Web Site del profesor Jorge R. Olguín: http://www.jorgeolguin.org


Lo que vale es el mensaje.


Estimado Horacio: Me interesaría presenciar las sesiones telepáticas que realizan ustedes con la Jerarquía Planetaria y otras entidades espirituales. Soy muy escéptica, y por eso les pregunto: ¿cómo podría estar segura de que realmente me estoy comunicando con Jesús o con Sócrates o con Juan Zebedeo?

Julia F.

 

RESPUESTA


Apreciada Julia: Te transcribo una nota que hace poco escribió la hija menor del profesor Jorge Olguín, director del Grupo Elron, que me parece responde acabadamente a lo que tú preguntas.

Un escritor alemán dijo una vez que si Jesús no hubiese existido y sus mensajes  hubieran sido inventados,  el resultado final sería el mismo. O sea, lo que vale es el Mensaje  y no  el sujeto en sí  (que el Maestro Jesús me disculpe). 


Creo,  humildemente,  que  el  atraso  espiritual  de  la  humanidad se alimenta  de  la indiferencia,  de  la envidia  y  de  la susceptibilidad. Los distintos mensajes de Luz  de  los diversos  maestros espirituales hablan de Amor, lo contrario de la indiferencia (algunos dicen que lo contrario del Amor es el odio, pero vamos a razonarlo: si el Amor es Servicio  y  la indiferencia es  no preocuparse  por el sufrimiento del otro,  creo  que  ésta  es  lo opuesto  al Amor).  


 Los  mensajes  hablan también de la Misericordia, sentimiento opuesto a la envidia.  No son antónimos, pero mientras la primera comparte el sufrimiento del otro mediante  la  compasión  y  trata de  ser útil,  la segunda  alimenta  la codicia al desear lo poco o mucho que pueda tener ese prójimo.

Por último, los mensajes hablan de la templanza. 


Eso es lo antagónico de  la  susceptibilidad.   Porque  la  templanza  permite  a  un médico operar a un paciente sin que le tiemble el pulso; soporta un insulto sin  que el mismo moleste; ayuda a vencer situaciones adversas sin que la persona  se  quiebre.   


 La  susceptibilidad,   por  el  contrario,   vive pendiente de los halagos o de los agravios; hace que la persona cambie de estado de ánimo  a cada rato,  según sea la misma tratada;  impide ver más allá de las narices, pues… ¿qué importa lo que le pase al otro? Mientras no me ofendan a mí…


Los mensajes de Luz que transmiten las entidades espirituales hablan del  Amor,  del  Servicio  (en  las  religiones  tradicionales  todos  los feligreses piden, pero… ¿quién es el que Da?   Los mensajes hablan de la Misericordia,  de la Templanza,  de la empatía,  de la afinidad,  etc.


Nadie ignora que la mayoría de los  “representantes” de las religiones tradicionales  se  suben  al  pedestal  de  la  soberbia  y  lo  que  menos enseñan  es el camino  hacia la Luz, ése que transmiten  los Maestros a través  de la  canalización telepática.  Ese camino que explica  que se asciende de nivel sólo con el Servicio… y para eso no hace falta ningún título (el Maestro Jesús era carpintero).


Ahora supongamos que el supuesto médium tiene mucha imaginación y  se  “imagina”  los  mensajes.  ¿Recuerdan  lo  que dije  al  comienzo sobre el escritor alemán?   El  resultado  final  sería  el  mismo… ¿O si una persona le salva  la vida  a  otra,   alguien  le  exigiría  el título  de médico  y  si  no lo  tiene  le  diría:  “hubiera  dejado  que  se  muera”? ¿Entienden  la ironía?   Si yo tengo hambre  y  me dan  una manzana… ¿No  sería  ridículo que  preguntara  sobre  el  origen  de la misma  en lugar  de  comerla directamente?    ¿Qué  puede  estar  envenenada? 


¿De verdad alguien puede creer que hablar de la compasión, la piedad y el compartir es hablar palabras envenenadas? ¿No será que algún engrama envenenó el espíritu de ese alguien  y  lo hace dudar de la misericordia, del brindar, del  Servir?  ¿O acaso los mensajes alguna vez dictaminaron que alguien se beneficie del otro, que haga oídos sordos al sufrimiento ajeno, que sonría ante la injusticia?


Es muy difícil hablar de nuevos paradigmas, porque los mismos son siempre resistidos.  Si se dice  que  al  estar integrado  el ego  no hay cabida a los engramas, porque la  mente reactiva se vuelve estéril, no todos pueden aceptar esto.  No se trata  de  imponer  nada,  sino de usar el sentido común.


El  ego,  ese  yo  pequeño  que  nos hace protagonistas,  y fomenta  la división entre los seres humanos,  es el principal lastre  que tiene el espíritu para elevarse.  El ego hace que la mente reactiva sea fértil y permita  surgir los  engramas.   Porque  si  bien  la  mente  reactiva original era necesaria para que el hombre prehistórico, a través de los impulsos reactivos,  se defendiera  del ataque de las bestias,  en la actualidad  esa  mente reactiva se nutre del ego  y  fomenta todo lo negativo del espíritu.


No habiendo ego toda persona es clear. Éste es el nuevo paradigma y no todos lo aceptan, quedándose en el pasado. Por último,  ésta es solo  una verdad.   La Verdad  con mayúsculas solamente  la tiene Dios,  pero… no seamos hipócritas.  Hay verdades que cierran  y  otras  que  no.   A mí no me cierra lo de las doctrinas, sí lo del Servicio.

Les brindo mi LUZ:


El Maestro Johnakan Ur-el   (5º Nivel de vibración), que en su parte encarnada es el  Dr. Jorge Olguín, mi padre,  antes trabajó de pintor de casas y de chico sus progenitores fueron porteros en un edificio de Propiedad horizontal, y no poseo engramas por eso, ya tengo el  ego  integrado.  Recuerdo mi infancia con cariño  y  no  acuso a nadie  de  mis  fracasos,   pero  sí   agradezco  a  aquellos   que  me brindaron  apoyo  en  mis  éxitos.


Hasta aquí la carta de la hija del profesor Jorge Olguín. Para concluir te digo que cuando vengas a nuestras reuniones telepáticas podrás hacer todas las preguntas que desees a la entidad que se presente hasta que quedes convencida de que la comunicación es auténtica. Salvando la distancia, es algo similar a cuando buscas en la guía telefónica a un técnico en computación y te comunicas con él. 


Enseguida, al conversar sobre el problema que tienes, sabes que te estás comunicando con él por el conocimiento que tiene en la materia. Quizás tú, con tu escepticismo, me digas que no se puede estar seguro de que sea el mismo técnico que buscas sino otro que se hace pasar por él. Bueno, aquí está lo que dice la hija del profesor Olguín: lo que importa es el mensaje, no quien lo brinda. Si te resuelve el problema, da lo mismo que sea el técnico don Pedro, el especialista don Luis o incluso el aprendiz Simón. ¿Se entiende lo que quiero decir?


En los planos espirituales, especialmente del 5º nivel, se les da poca o ninguna importancia a la “autoridad” del espíritu que da el mensaje, ya que en esencia cualquiera puede darlo. Por otra parte, la entidad que se comunica está asistida siempre, a través de la telepatía, por otros espíritus que a lo mejor conocen mejor del tema que se le pregunta, ya que la sabiduría total la tiene solamente el Creador.

Bienvenido al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont..


Ahora tu puedes creer o no, es tu libre albedrío, lo importante es preguntarte y buscar tus respuestas, forma parte de tu identidad en este camino que estas recorriendo. Solo hay que abrir los ojos y buscar las señales, los misterios solo se solucionan si nosotros estamos abiertos a recibir respuestas, y si corresponde a nuestra vibración, estaremos conectándonos con la realidad.

SOY AMADA POR MI CREADOR,
El  ESTA EN MI CORAZON
SOY UNA CON EL

Muchas de las imágenes y artículos de este blog, han sido tomadas de Internet, si alguno de sus autores/as no desea que estén expuestas, o notan que por error no se coloco su nombre indicando su autoría o sitio web, sólo debe hacerlo saber y de forma inmediata sera subsanado el error o retiradas de este blog. Gracias