No creo que sea la unica persona, pero siento 

y soy consciente que a todos

la sensación de que algo nos falta, 

de que estamos a medias nos embarga; 


Yo no puedo definir que significa ese sentimiento. 

Desde que entramos en contacto con el mundo que nos rodea 

estamos buscando respuestas certeras

a todas nuestras inquietudes, buscando afianzar lazos en el mundo



 Deseando conseguir , una buena relación con nuestra familia, atención por parte de todos para con nosotros, amigos en el colegio, en la universidad, un hermoso cuarto, un apartamento después y cuando llegamos a profesionales, técnicos o la rama a que te dediques, tener un lugar especial para desarrollar nuestro trabajo. 


Cuando empezamos a conocer a personas y logramos conectarnos con alguna en particular, deseamos que esa persona sea para nosotros un refugio,

 formamos un hogar y entonces la inquietud para amoblar el hogar, 

para recibir los niños es una preocupaciòn constante

que nos obliga a buscar obtener aquello que lograr satisfacer estos deseos, 


Luego ellos crecen y nos preguntamos ¿a que colegio irán?,  mas deseos de posesiones materiales y luego empezamos a ver que parte de nuestro cuerpo no esta bien frente al espejo y llegan las jornadas para ir al gimnasio o al cirujano plástico, 

y empezamos nuevamente a reconstruirnos  etc.. y es un  largo etc.

que no tiene tiempo ni final.

 

Pero no importa lo que intentemos esa sensación de ansiedad, 

de temor, de vació no nos abandona nunca, y no importa lo que se nos ocurra 

y luego alcancemos, es un hambre permanente que no se mitiga,

que va creciendo, invadiendo todo en nuestra vida..

 

 Al ir llegando los años la misma existencia, nos da nuevos aprendizajes, 

es nuestra maestra cotidiana, que nos indica que no importa lo que deseemos y posteriormente alcancemos, el gusto nos durara solo un rato

pero el sentimiento de insatisfacción perdurara a lo largo.


  Llega un momento en que nos sentimos en el aire,

 preguntándonos que es lo que realmente necesitamos 

para estar bien con nosotros mismos.

 y al analizar nuestros sentimientos y cada paso que hemos dado,

 

Es cuando nos detenemos a escuchar nuestra voz interior,

 esa que casi nunca escuchamos pero que ha estado ahí toda la vida,

 y surgen de nuevo las preguntas:

 ¿quienes realmente somos?, para que estamos aqui? y ¿hacia donde vamos?. 


A través de la cultura de cada sociedad las respuestas han sido preparadas para mantenernos alejados de nuestros propios cuestionamientos 

de aquello que nos brinden una luz que nos conducirá a la verdad, 

de las respuestas que nos conduzcan al Despertar.


Esa misma cultura que hemos recibido de nuestros padres, abuelos

 ha buscado que consideremos que alcanzar una posición económica sólida, 

un reconocimiento en el medio donde nos desenvolvemos ,

es lo único que realmente necesitamos 

para considerarnos exitosos en esta vida. 


Entonces todo el mundo trabaja, lucha y no le importa pasar por encima del otro,todos buscando satisfacer necesidades

que nos han hecho creer a través de esquemas sociales

que es la respuesta que todos buscamos. 


,

Solo que al final, ves la hermosa casa o casas que tienes, los autos,

 las tarjetas de crédito con las que pagas el alto nivel de vida de tu familia,

 los amigos que supuestamente te aman y te respetan y comprendes que no importa lo que tengas aun esa sensación de vació no desaparece

y lo peor de todo es que no tienes tiempo en ese ritmo acelerado con el que corres contra el tiempo para disfrutar lo que tanto te ha costado.


Entonces el hombre busca acallar esa voz y esa sensación asfixiante de que algo falta, con la religión, con el psicólogo, con grupos de apoyo, todo tratando de encontrar la respuesta que nos permitirá tener una vida mejor encontrar la ansiada Felicidad.

  

Si claro que lo intentamos, pero luègo decidimos 
que hay que hacer mucho esfuerzo
 y que no tenemos tiempo para sacar todo lo que sentimos por dentro,
 entonces abandonamos nuestra búsqueda y nos contentamos 
con lo que se nos ha vendido hasta ese momento.
 Y así seguimos hasta que un día nos marchamos y observamos que mientras màs se acerca la partida, la vida que hemos tenido no ha sido lo que realmente deseábamos. 
 

Entonces nos desanimamos, volvemos a nuestras distracciones conocidas 
y tratamos de olvidarnos del tema..

En realidad ningún profesional, ningún libro, ninguna conferencia, nos podrá proporcionar respuestas a ese vació que sentimos interiormente, 

el mundo no acepta y así nos lo ha hecho creer 

que la respuesta esta en nosotros mismos.

 

Que somos personas especiales creadas por el Creador Supremo

 y compartimos con el su  energia, pero cada uno de nosotros es un ser particular, y lo que le sirve a nuestro vecino no es igual a lo que necesitamos nosotros mismos

todos somos diferentes pero venimos de una misma fuente.

 

Realmente talvez yo no tenga aun las respuestas a mi inquietud,

 pero he aprendido en este último tiempo que me siento realizada a través de todo aquello que forma parte de mi vida,

 de las actividades de mi hija, de la alegría y de la vida que veo en mis padres,

 de los aciertos y desaciertos de mi vida en general,

 

He aprendido a perdonarme y a ser màs consecuente con mis propias carencias,  y estoy aprendiendo a ver mi PADRE CELESTIAL cada día ,en los arboles, en el cielo azul, en la tierra húmeda, en el paisaje, en la noche llena de estrellas, en el universo, en mi perro, en verdecita mi hermosa planta,en todo aquello que estaba ahí, y yo en mi búsqueda eterna no veìa.


Y siento que me estoy llenando interiormente, que mi vida tiene sentido,mi vida ahora es  plena y fresca,  me regala sorpresas diariamente.  El hambre que antes tenia y que no se calmaba con nada pero hoy esta sosegada y no necesito ni bienes materiales,ni ropa ni zapatos,en la nada, solo recrearme en lo que yo soy y en lo que me rodea.


 Y he comprendido que antes de emprender una carrera loca para conseguir todo lo que el medio nos exige, deberíamos entablar una relación profunda con nosotros mismos, para comprendernos y saber quienes somos.


 El hombre ha llegado a la luna presuntamente, pero no ha podido acercarse a su vecino para dejar las disputas, invertimos grandes sumas de dinero para decorar una casa, una oficina, pero no podemos cambiar nada de nuestro interior .por lo tanto solo cabe establecer donde esta nuestra fortaleza y cimentar nuestros sueños sobre esta.


 Te has preguntado alguna vez:

 ¿para que estas aquí?….

creo que es hora de buscar respuestas….




Autor: Dannys B. de la Cruz A.


 



SOY AMADA POR MI CREADOR,
El  ESTA EN MI CORAZON
SOY UNA CON EL
Muchas de las imágenes y artículos de este blog, han sido tomadas de Internet, si alguno de sus autores/as no desea que estén expuestas, o notan que por error no se coloco su nombre indicando su autoría o sitio web, sólo debe hacerlo saber y de forma inmediata sera subsanado el error o retiradas de este blog. Gracias