Yo creo que todo lo que no se da se pierde. Cuando descubres tu amor, cuando sabes que tienes algo que compartir; estas alineado con el universo y con la vida, tienes el poder.

 
 
Tienes brillo y quieres compartirlo, tienes alegría y la brindas, tienes entusiasmo y lo demuestras. Nadie puede arrebatarte lo que es tuyo. Amar a alguien es brindar tu existencia, es darte por entero con el corazón abierto, es ser dos en uno, fusionar tu alma con el otro, es generar algo tan mágico que te saca del tiempo y que te conecta con la eternidad.
 
 
Amar a alguien en cualquier forma de amor, te da paz porque sencillamente actuas desde el Alma.
 

Abrazos fraternales en la luz del amor
Daniel Miccael Sais

 
 
 
 
NOTA PERSONAL
 
 
 
 
Hoy quiero hablarles de dos seres humanos maravillosos que unieron sus vidas un dia como el que hoy estamos viviendo hace 56 años.
 
 
Si mis padres, ellos se conocieron desde niños y cuando cumplieron 18 y 19 años se casaron,
de ese hogar nacieron cinco hijos todos hoy profesionales y con hogares hermosos y 
llenos de ese amor que nos fue inculcado en ese
hogar.
 
 
 
Papa siempre dice que tiene que agradecer a DIOS la mujer que le dio por compañera porque ninguna otra  hubiera podido dirigirlo, acompañarlo y hacer de su vida algo mejor para aprender y crecer
 
 
 
Y mama dice que a pesar de las crisis que tuvieron en el transcurso de sus vidas que muchas veces dieron lugar a pensar en separarse, ellos tuvieron en sus corazones el amor que un dia hizo que se unieran
 
 
Porque aprendieron que los seres humanos no son siempre iguales, que todos los años hacen que una nueva capa se vaya agregando a nuestras vidas y esto a veces mejora pero otras veces nos hace perder el rumbo que teníamos.
 
 
Que solo una fe inquebrantable en el Señor, la fortaleza de su amor, saber que tienen una misión que seguir y que  el proyecto de vida que tomamos debe hacer sus ajustes en el transcurso de esos años es lo que hace que podamos mantenernos tanto tiempo al lado de otra persona que es nuestra pareja.
 
 
 
Ambos se han sabido tolerar en sus desaciertos, han sentido el apoyo el uno en el otro en los momentos en que la  tristeza y la perdidas materiales llegaron a sus vidas, ambos dicen cuando nada se tiene y se obtiene de todo, perderlo no opaca la ganancia obtenida y se vuelve a empezar por eso esta la fuerza de Dios en nosotros.
 
 
Esa templanza, esa seguridad y ese amor por la vida y  por Dios es lo que heredamos nosotros sus hijos y hoy solo puede decirles GRACIAS por el ejemplo de vida que nos ha entregado y nos sigue entregando cada dia. 
 
Hoy Amigos míos  les pido una oración por
sus vidas.
 
 
Con amor infinito.
 
Dannys.